Los videos tienen más impacto y se alinean fácilmente con estrategia global de negocio, ayudando a todas las áreas de la organización: Mercadeo y ventas, Recursos humanos, tecnología…

Es eficaz para alcanzar objetivos, ya que conecta muy rápido y emocionalmente con tu público.

El 90% de los estímulos que tenemos a diario son audio visuales. Por lo que nuestro cerebro está acostumbrado y los retiene fácilmente.

Es de fácil distribución: Los canales por donde los puedes difundir son diversos y económicos: E-mail, web, redes sociales, presentaciones corporativas, eventos…


Ayuda al posicionamiento de la empresa o producto, y aumenta notablemente la posibilidad de compra.

El video es una herramienta poderosa para transmitir y vender claramente una idea. Lo que lo hace una pieza infaltable en una estrategia de comunicación.

Es eficaz y medible gracias a las estadísticas generadas por las diferentes plataformas y herramientas, como youtube analytics, Sales Manago etc.